Inglés

Celtiberia soriana

Buscador
Imagen casa celtíbera
 

LOS CASTEJONES, CALATAÑAZOR

¿Cómo llegar?

Desde la fuente de Calatañazor, situada bajo el puente que cruza el río Milanos, antes de llegar al pueblo, sale una senda en la margen izquierda del río que remonta hasta el castro.

Trabajos de investigación:

Fue excavado y estudiado por Blas Taracena, publicando sus resultados en la Memoria, número 75 de la Junta Superior de Excavaciones y Antigüedades, en 1925. Los materiales de este yacimiento ha sido estudiados posteriormente por Ana Carmen Pascual Díez (1991)

Su relación con Voluce

Diferentes autores han relacionado este asentamiento con la antigua ciudad de Voluce, mencionada por Ptolomeo, y que el Itinerario de Antonino menciona como mansión entre Uxama y Numancia. Taracena, que excavó este yacimiento en 1924, se inclina por relacionar estas ruinas con la antigua Voluce por ser “las únicas próximas a la vía en el lugar donde debió estar Voluce”, aunque se extraña de la poca extensión del asentamiento en relación con las mansiones próximas de Uxama y Numancia. Pero trabajos más recientes, de A. C. Pascual Díez, documentan dos momentos de ocupación: uno del siglo II a.C. y otro tradorromano de los siglos IV-V, lo que cuestiona su relación con Voluce, citada por el Itinerario de Antonino, en el siglo III.

Situación y emplazamiento:

Está situado en el cerro frontero a la actual Villa de Calatañazor. Es un cerro escarpado de forma triangular, que está limitado al Norte, Este y Oeste por el foso natural del río Milanos, que corre a unos 80m por debajo de su cumbre, situada a 1.060m sobre el nivel del mar.

El sistema defensivo:

Esta gran defensa, de 4,50m de altura y alcanzando el derrumbe de su caída 18m de espesor, se extiende por la zona sur del cerro que es la más accesible, desde el páramo. Esta realizada con sillarejo bien careado y regular. Se puede apreciar los restos de una escalera, realizada en la propia muralla, que desciende desde el interior del recinto al exterior.

Se puede pensar en un doble recinto defensivo, ya que a 24m de la muralla se halló otro lienzo paralelo al anterior.

El espacio interior:

Los restos de adobe y grandes trozos de ladrillo con enlucido de barro adosado a la muralla fueron interpretados por Taracena, como restos de casas adosadas a la muralla.

La cerámica celtibérica, realizada a torno y de color oxidante, muestra grandes vasijas para almacenamiento, así como amplia vajilla, constituida por cuencos, copas, vasos, jarras trilobuladas y ollas, decoradas con temas figurados y geométricos: aves, espirales, tetrasqueles, líneas onduladas, círculos concéntricos, que guardan similitud con las de Numancia, lo que lleva a fechar este poblado hacia el siglo II a.C.

Este lugar, como muestra la presencia de cerámica romana sigillata y otros materiales encontrados, fue ocupado posteriormente en un momento avanzado del imperio romano, siglos IV-V.

Contactos y horarios:

No está señalizado, acceso libre

Bibliografía:

Taracena Aguirre, B. (1941): Carta Arqueológica de España. Soria, Madrid.

Pascual Díez, A.C. (1991): Carta Arqueológica de Soria. Zona Centro. Diputación Provincial de Soria, Soria

Imágenes de interés

Pulse aquí para ir a la galería Pulse aquí para ir a la galería